Un producto excepcional elaborado en un entorno único

El Valle de Arán es uno de los territorios más emblemáticos de los Pirineos, un paraje prácticamente virgen en el que confluyen elementos mediterráneos, centroeuropeos y boreo-alpinos, y un punto de encuentro para los amantes de la naturaleza, el paisaje y la gastronomía. Caviar Nacarii mantiene un firme compromiso con este entorno y colabora activamente con las administraciones locales para la conservación del territorio y el desarrollo de un turismo gastronómico y cultural complementario al turismo de nieve.

Los esturiones de Caviar Nacarii crecen de forma natural y sostenible en las cristalinas aguas del río Garona, en pleno corazón del Valle de Arán. La pureza de las aguas procedentes del deshielo y un marco natural incomparable permiten obtener un caviar de altísima calidad y transparencia de sabor.